COLOMBIA

 

REPORTAJES

ACTUALIDAD

USUARIOS

CONTACTO

HOME

 

 

 

 


VOLVER AL ESPECIAL SJ APARTADÓ

PRIMER ANIVERSARIO DEL ASESINATO DE 8 CAMPESINOS DE LA COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSÉ DE APARTADÓ.
San José de Apartadó / Antioquia - Febrero 2006
 

Santiago tenía 18 meses el día de su muerte y jamás supo lo que era un guerrillero, un militar, un paramilitar, un narcotraficante, un empresario sin escrúpulos o un funcionario corrupto. Ese 21 de febrero de 2005 descuartizaron y asesinaron a 8 campesinos de la Comunidad de Paz. Para ellos la autoría es clara, "los vió mucha gente" aclara un campesino "fue el ejército". El Ejército niega que haya estado en ese lugar en la fecha y horas de la masacre, "Las tropas más cercanas estaban a 3 días" comentó el Comandante del Ejército, General Castellanos, y aportó testigos que apoyaban su versión

 

 
 

Sin embargo la Comunidad insiste en que tiene las pruebas de la presencia y ataque del Ejército, y niega que hayan sido las FARC como afirman las fuentes gubernamentales. "Otras veces que ha sido la guerrilla no lo hemos ocultado" afirma un campesino. La masacre provocó el envío de una carta de 32 congresistas de Estados Unidos al Presidente Uribe pidiéndole una investigación imparcial dentro de la jurisdicción civil, además de mostrar su preocupación por la posible participación de efectivos de las Brigadas 11 y 17 del Ejército Nacional, junto a paramilitares, en la masacre y en el continuo acoso a la Comunidad de Paz. La Brigada 17 es una de las más cuestionadas del Ejército en el respeto a los Derechos Humanos, incluso instituciones estatales estadounidense se plantean la posibilidad de suspender cualquier ayuda militar a esta Brigada hasta que no se aclare su implicación en la masacre. Un duro castigo, teniendo en cuenta el apoyo total del gobierno de Bush a las controvertidas políticas del Presidente Uribe.

     
 
 
 

Aquilino Pérez, ejecutado en el 2001 por el Ejército según la Comunidad, ha tenido que esperar más de 4 años para poder ser enterrado junto a los suyos. La situación de seguridad en la zona ha sido la principal causa por la que los campesinos ho habían podido realizar la exhumación. En otras, la localización de los cuerpos es prácticamente imposible, ya que los victimarios intentan no dejar huellas de sus crímenes.

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright
SURIMAGES SL

Todos los derechos reservados, si desea publicar alguna de estas fotografías pongase en contacto con la agencia